Me he propuesto llevar un registro de todas las películas que vea y para comenzar qué mejor que Gimme Shelter, un documental sobre sus majestades satánicas: Los Rolling Stones.

El Chok me acompañó a verla a la Cineteca Nacional, donde están proyectando un ciclo muy rifado sobre movies relacionadas con el Rock And Roll. Para más información consulte su cartelera local o pregúntele a quien más confianza le tenga.

Sobre Gimme Shelter: al principio me pareció un poco lenta porque todo era mostrar al abogado de los Stones (un viejito de lentes parecido a Monsiváis) discutiendo con las autoridades para que la banda pudiera ofrecer un concierto gratuito en una ciudad de California de cuyo nombre no puedo acordarme (east of Oakland at Altamont Speedway, gracias IMDB).

Sin embargo al pasar de los minutos la cosa se puso interesante. Mick Jagger y Keith Richards no eran los pellejos andantes que son ahora. En 1969 rockeaban como Dios manda, aunque eran medio sonsos para dar declaraciones (igual que los futbolistas, los rockeros no deberían hablar a menos de que hayan terminado la secundaria).

Lo mejor fue verlos tocar rolas como (I can´t get no) Satisfaction o Wild Horses y admirarse de cómo los fans de aquel entonces eran candorosamente pachecos, además de que las chavas se quitaban la blusa a la menor provocación y zangoloteaban sus tetas brincoteando como Heidi.

Mi momento favorito se da cuando los Stones por fin están en el escenario frente a una multitud enardecida e interpretan Sympathy for the Devil. Un auténtico desmadre. Y es que imagínenlo: concierto gratuito, cerca de 300 mil personas, un chingo de drogas, viejas encueradas, los Hell´s Angels y ningún policía alrededor. Con decirles que hasta un perro paseaba algremente sobre el escenario.

Como es obvio, hubo madrazos. La gente estaba literalmente encima de los Stones. Por su parte los Hell´s Angels, que eran unos chicos rudos que usaban motocicletas y chamarras de cuero, imponían su ley a base de putazos sin importar que Mick Jagger (bien pacheco) amenazara a la fanaticada con dejar de tocar si no le bajaban a la violencia.

Al final hubo muertos y sus respectivas consecuencias, pero también un testimonio imprescindible de lo que era un concierto de los Stones en 1969.




8 Comments:

  1. Chok said...
    Y los Flying Burrito Brothers?, y los Jefferson Airplane con todo y Marty Balin inconciente?, y la ñora que dió a luz en pleno concierto?...

    Por cierto, era San Francisco, en la vía a Sacramento, zoquete...
    El Ganso said...
    Tienes razón Chok, también olvidé mencionar a la rubia de lentes que sale en el plano 372. Prometo que no vuelve a pasar.
    tazy said...
    También van a pasar la de Juventud rebelde donde sale César Costa? imprescindible

    (comentario ardido de una provinciana que no tiene a la cineteca)

    Zoquete... jajajajajajajajajaja
    El Ganso said...
    Provincianas...
    Chok said...
    Provincianas bonitas...
    ( I_I ) said...
    Las provincianas cuando van al cine dicen: "miraaaaaa, las fotografias estan cobrando vidaaaaaaa".
    tazy said...
    Olvídenlo. No les invito a la Feria de mi rancho,

    JUM
    chilangelina said...
    Aplausos!! Celebro el nuevo habito, registra muchas pelis y nos las cuentas, va??

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum