El día de ayer, al escuchar el balance que sobre su primer año de gobierno hizo el señor Calderón, me vi tentado a subrayar la opinión del novelista Guillermo Fadanelli en el sentido de que los políticos se han vuelto un lastre para la democracia y por lo tanto han perdido su utilidad.

Y es que basta escuchar con atención las siguientes afirmaciones para darse cuenta de que la realidad es un estorbo que nuestros dirigentes prefieren escamotear:

“… en una democracia –aseveró Calderón en una entrevista con Oscar Mario Beteta- la Presidencia o la Constitución de los órganos institucionales depende de la voluntad de todos los ciudadanos y no de la voluntad o el capricho de uno. Entonces, qué bueno que tenemos instituciones republicanas, órganos electorales, tribunales que precisamente garantizan la solidez institucional y la vigencia de la democracia a pesar de que haya quien no sea demócrata…”

Es obvio que los dardos del presidente de petatiux apuntan hacia López Obrador, a quien tacha de antidemocrático. Pero lo que resulta al menos sorprendente es la naturalidad con la que él mismo se asume como un demócrata consumado. Y eso no es lo peor, también se da tiempo para elogiar a instituciones que precisamente han minado la democracia y que entre otras cosas permitieron el cochinero de las elecciones del 2006.

Vamos por partes. Su primer pleitesía se la rinde a las instituciones republicanas. ¿A qué se refiere? ¿Al Poder Ejecutivo? ¿A ese que bajo el mandato de Fox “puso en riesgo las elecciones” al apoyar de forma descarada al mismísimo Calderón? Pues vaya que sí es digna de alabarse, pero acaso por los funcionarios que ahora gobiernan en los Pinos.

La segunda porra va sin escalas hacia los órganos electorales. Y cómo no sentirnos orgullosos del Instituto Federal Electoral, si en el 2006 permitió todo tipo de marrullerías y ahora como castigo será remodelado para cumplir con los caprichos de los partidos políticos.

Por último queda su alabanza hacia los tribunales “que garantizan la solidez institucional”. Tal vez se refiera a la solidez del gobierno de Puebla, encabezado por el distinguido Mario Marín, pues luego de que la Suprema Corte de Justicia lo absolviera por los atropellos cometidos contra Lydia Cacho ahora se siente muy sólido como gobernador poblano.

Pero aún así hay quien se envanece con el traje de demócrata.

Bien lo apunta Fadanelli, si en verdad viviéramos en una democracia de ninguna manera aceptaríamos las instituciones actuales y muchos menos a los políticos que se encargan de preservarlas. Para nadie es un secreto que esto es una oligarquía. El poder está en manos de Los amos de México, tal como llama Zepeda Patterson a los multimillonarios del país, y en los funcionarios que se encargan de cubrirles las espaldas.

Y así, tal como están las cosas, es de dudarse que los políticos nos sigan siendo de utilidad.

7 Comments:

  1. Pillo said...
    Fijate mi Gansito Bonito que yo después del 02 de Julio me tomé un valium con dosis de 6 años y decidí no entriparme más ¿sabes porque? porque luego me dan ganas de irme de aquí corriendo del entripamiento que me dan los politicos y las instituciones de las que parecen ser dueños, yo escuché la entrevista con Doriga de FECAL cuando le preguntó sobre el asunto-Cacho vs Marin y dijo que su postura de campaña era per-so-nal y que como Presidente tiene que llevar una relación diplomatica con todos los poderes aun cuando difiera en lo personal de su ideologia politica, ¿ideología politica? my ass, digo la etica es la etica ¿no? ahí yo entendí que estamos perdidos...Kant otsilio!!!
    P@T@NCIT@ said...
    Hola es primera vez que entro a tu blogg y la verdad me gusto, espero visitarte mas seguido, Describes o analizas bien todo eso de la politica a mi la verdad me da fiaca, pero hay que estar enterados siempre.


    Aprovecho para invitarte a mi blog y me des tu opinion.
    saluditos!
    http://maspatanaquebonita.blogspot.com/
    El Taquero Narcosatánico said...
    Algo que valdría la pena comentar es el papel que los medios electrónicos de comunicación (léase Televisa, TV Azteca) están tomando en todo esto. Ellos, asumiéndose como los representantes de la opinión pública se han encargado, por un lado, de anunciar a los partidos políticos como unos entes codiciosos y detractores de la libertad de expresión, y por otro lado, se han encargado de ensalzar los "logros" de Calderón.

    Y viendo la influencia que tienen los medios en la sociedad, entonces estas ideas se generalizan y esto ¿A quién beneficia? A LOS MISMOS MEDIOS.

    Y he aquí un asunto grave: los ciudadanos ya no confiamos en los políticos, y digo, se lo han ganado, pero, ¿No sería grave que todo ese apoyo se lo diéramos a Televisa? ¿No son ellos "el cuarto poder"?

    Je, no se si venga mucho al caso mi comentario, pero es lo que tenía en la cabeza. Saludos.
    tazy said...
    Toooodos los políticos, al llegar al puesto que buscaban, claro que buscan legitimarse con las instituciones en las que subieron. En este caso, como no son priístas y no pueden agarrarse de las que construyeron ellos, pos se amarran al IFE, que de ser una institución ciudadana, ya pasó a mano de los partidos.

    Pero a decir verdad, prefiero políticos que particulares: para qué quieres a un Perro Ferriz de Con diciendole a la gente qué hacer? o a un López Dóriga señalando qué pensar?

    O a la Bimbo, a Cemex, a Jumex dirigiendo el país?

    A los políticos de ahroa, si se les puede llamar así, les hace falta tener hartos huevos y ovarios (para las viejas) y realmente ostentar el poder que tanto alegan tener. Y de ahí, saberse responsables, como el Príncipe maquiavélico.
    ☼•§ēðnå•666•☼ said...
    Yo odio la politica, sin embargo...

    Desde hace ya varios años que los políticos no nos sirven de mucho, aún tenemos las mismas condiciones de vida precarias en las que hemos vivido por largos años.

    Las grandes compañías nos controlan más que un gobierno ejecutivo mientras los fondos de nuestros impuestos pagan los salarios de diputados, senadores y de nuestro adorado presidente [si como no ¬¬]

    las campañas electorales pasan de ser a una campaña personal, para el despilfarro

    jojo! malditos politicos
    sirako said...
    los políticos son la onda, quiero dos para llevar sin cátsup, con mayonesa y sin mostaza.
    chilangelina said...
    Llego tarde pero llego.
    La Tazyta ahora si se vio ingenua: eso de "prefiero politicos que particulares" es un sueño: los politicos sirven a ESOS particulares, respondiendo a la pregunta del Ganso. Los politicos solo estan siendo la herramienta que usan los Bimbos y los Cemex y sus cuates para preservar el estado de las cosas. Los politicos ni siquiera son dignos de nuestra rabia porque, citando al clasico, los politicos son peleles. Calderon es el pelele de los Cemex y los Jumex, como Mario Marin lo es de los Nacif, como Peña Nieto lo es de los Atlacomulcos. Y los Lopez Doriga y los Beteta son simples portavoces.
    Creo que el unico politico que realmente ha tenido la fuerza para "maquiavelear" por si mismo ha sido Carlos Salinas de Gortari. Y ps Zepeda P. tiene razon: los dueños de Mexico tienen nombre y apellido.
    La neta es que voy a echarme un valium de los de la Pillo...

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum