Hay días en los que de plano ando en la pura lela. Ayer mi papá me dio un aventón hasta “la entrada del metro Oceanía”. Nos despedimos y yo muy fregón ya hasta estaba buscando mi boletito, pero en eso chan chan, resultó que no había escaleras, ni elevador, ni monos voladores que me llevaran hasta los andenes. Terminé varado en medio de un puente vehicular, y no me quedó de otra más que rifarme en el tránsito, toreando micros y combis viejitas hasta llegar a la entrada correcta.

Chale.

Luego, allá por el metro Zapata, unos tipos me regalaron una botella de agua Bonafont para que comprobara su rico sabor a nada. Le di unos tragos y fui a buscar un lugar donde sacaran copias. Yo iba bien contento con mi agüita, glu glu glu… y en eso, chan chan. Cuando quise caminar hasta un café Internet de repente me cae encima la aguja del estacionamiento. Neta no la vi. Ya cuando reaccioné me había puesto un putazote en la espalda y me había tirado el agua encima. Daba la impresión de que me había hecho pipi.

Con todo y eso fui al periódico Reforma para entregar unos papeles que me habían pedido para poder entrar al taller de redacción. Espero que nadie se haya dado cuenta de la mancha en mis pantalones. De por sí fue medio extraño cuando me hicieron pasar a la sala de espera y me encontré con dos chavas y un tipo que iban a una entrevista de trabajo. Estaban muy nerviosos, pero con todo y eso estaban haciendo plática y medio me integré. Lo curioso fue cuando salió el tema de nuestras universidades.

Yo vengo de la Anáhuac- dijo él.

Yo de la Ibero- dijo la ella guapa (mami)

Ah ps yo de la del Valle- dijo la ella menos guapa (almost mami)

¿Y tú? – me preguntó la ella mami (grrrrrrrrrr).

De la FES Aragón.

Silencio incómodo.

Es de la UNAM. ¿No la conocen?

Ps no, nadie la conocía. Y entonces como que me hicieron el feo y ya no me pelaron. Ni pez. Yo estaba muy entretenido viéndole las bubis a la mami de la Ibero como para sentirme ofendido.

Pero estaba con lo de las distracciones. Ya por la noche fui a cubrir un evento al hotel Marquis de Reforma. Me encontré a la chava de Crónica (que también es egresada de la FES Aragón) y estuve platicando un rato con ella. Luego vinieron los choros, tomé mis apuntes y me lancé al chacaleo (que es cuando los reporteros nos lanzamos en bola a hacerle preguntas al “personaje noticioso”).

Todos saben que ahí a uno pueden arrimarle de todo porque es un desmadre y hay que meter el micrófono o la grabadora a como de lugar.

Ah pero ayer la chica de Cadena Tres me la hizo de jamón. Yo creo que sintió que me la estaba agasajando y entonces se volteó y me dijo en un tono bien mamón que me hiciera para atrás. Ni que estuvieras tan buena, hubiera querido decirle. Pero ps no, yo seguí en lo mío hasta que ya no hubo más preguntas y pude ir por mis cosas para regresar a casa.

Pero otra vez, cuando ya estoy saliendo del hotel carísimo, chan chan… me doy cuenta de que no agarré mi grabadora. Entro corriendo por ella. Le pregunto a los que siguen ahí si no la han visto. Y nada. Había perdido mi primer grabadora de reportero. La que me había acompañado desde la universidad. Voy a extrañarla mucho…

Y también voy a cerrar este post porque ya tengo mucho sueño y algo de resaca porque ayer hubo Dober y todavía llegué para conectarme y contarle mis penas a la Princesa Gato

10 Comments:

  1. Taquero Narcosatánico said...
    Mal plan gansoporo, es bien feo cuando a uno se le pierde o descompone su herramienta de trabajo... snif, mi laptop.
    Leliel said...
    Yo no soy reportero y he descompuesto 3! ja!

    Las nuevas me sorprenden están bien pequeñas con un montón de capacidad conectables a todo y bien feitas, nada como las "viejitas" de mini-casette.

    Felicidades por ser de la FES y no avergonzarte. Le hubieras dado tu teléfono... AL DE LA ANÁHUAC!
    tazy said...
    en serio el agua sabía a nada??? digo, es que hoy en día... te fijaste si tenía alguna caloría extra?

    chiales, a mi me pasó lo mismo con una grabadora. Iba en el taxi y el idiota que tenía que ir poniendo atención a la grabadora y cassette la dejó olvidada ahí aaaaaaaaaaaaaaaaggggggggh dolor.
    chilangelina said...
    Ash, es como una novatada: hasta que te pasa es que perteneces oficialmente al gremio.
    Lo del arrimon, digo.

    Por lo demas, el hecho de que seas de la FES te da ventaja: la mami, la casi mami y el otro tipo lo sabian y decidieron ignorarte por ello...
    Alice said...
    muy mal eso de los arrimones ehhh!!
    ANUDANTE said...
    que buen blog, también estudio periodismo en la fes arag
    :::X@Vy::: said...
    1.- ai si mi amiguis la princesa gato
    2.- jijiji pipi
    3.- De todas maneras todos sabemos que esos muchachos van a terminar hciendo reportajes para con sello de mujer o algo así
    4.- ve el lado amable ahora puedes comprarte una nueva y flamante grabadora, de esas que solo les falta teletransportarse.

    jijji pipi
    Pillo said...
    jajajaja, es tragicomico gansito, me rei harto con lo de la pluma del estacionamiento, tu perdonaras, eda, ey...

    Lo siento por tu grabadora, le hubieras diho a esa vieja lo que pensabas, asi de: ira, estas re fea, eda, ey. ja!
    Karina said...
    Ufff, Chilangelina me quitó un peso de encima, je... En mi primer trabajo, al salir de la FES Aragón -sí también pisé esa institucíón- perdí la grabadora de mi editora, quien me dijo "no te preocupes, luego me la das"; luego ella se fue lejísimos y nunca se la pagué.

    Pero se me perdió por la muy imbécil de mí, llevaba tres grabadoras.

    Querido Ganso, Xavy tiene harta razón.
    MiReYa said...
    Comparto tu sentir cuando en una sala hay egresados del ITESM, o ____(Escoge la universidad particular de tu preferencia). Pero no importa, mis papás no gastaron tanto y salimos a lo mismo. Estamos en el mismo cuarto esperando a que nos llamen.

    Saludos.

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum