Hace un rato, cuando iba en el metro, una venerable anciana iba despotricando contra la juventud actual.

Decía cosas como:

- Es que antes había civismo, no como ahora que los jóvenes no dan el lugar en el Metro y hasta te empujan para ganarte el asiento.

Un par de ancianitas asentían al escuchar su diatriba.

- Y es por culpa de la caja idiota, de la tele, por culpa de esas novelas como Corazón Salvaje, o la de Sangre en el Fuego (ja), esa cosa, que ya meten a cualquiera ahí, hasta al hijo de Vicente Fernández.

(Y eso que no le gusta eh, pero bien que se sabe el reparto)

- También está esa otra porquería de Los Simpson, pura sangre y malas palabras, por eso los niños ya no respetan a nadie.

(Chale, ¿como compara a Los Simpson con la novela de Sangre en el Fuego?)

Después, la dama de cabellos de plata empezó a decir que también es culpa de las muchachas que nomás abren las patas para tener a sus hijos y luego no los educan.

La doña se puso bien heavy. Yo nomás contuve la risa.

Días antes...

Iba yo cruzando un puente peatonal para llegar al Metro San Lázaro cuando, momentos antes de pasar a mi lado, una chava bien barrio que iba acompañada por su amiguita me dijo algo como: “carne fresca, pero mira nada más qué guapo eeeeeeh...”.

¿Realmente me habían piropeado?

Yo ni volteé a mirarlas pero alcancé a escuchar que iban ji ji ji mientras caminaban.

El asunto me confundió.

Digo, yo iba de tacuche y todos sabemos que eso levanta, pero lo más seguro es que la morra tuviera problemas de la vista o de plano iba bien alcoholizada.

De cualquier forma, me convencí de que no estaría mal que hubiera mujeres que se dedicaran a la albañilería.

¿Apoco no sería divertido pasar frente a la construcción y que te empezaran a gritar guarradas?

Por cierto, lectoras (o quizá lectores) de este blog, ¿ustedes alguna vez han piropeado a un hombre?

¿Y qué le han dicho?

Suelten el chisme.

Creo que estoy enamorado de una chica Banamex

Es tan linda ella, con su no más de 1.65 de estatura, su trajecito sastre reglamentario y su colita de caballo hasta la cintura.

Siempre que paso a su lado, inevitablemente me sonríe y me empieza a hacer la plática para convencerme de los beneficios de adquirir una tarjeta de crédito.

Yo sólo miro embelesado sus ojos color tamarindo mientras ella habla y habla sobre tasas de interés, cartera vencida, comisiones y demás términos financieros.

All salir de sus labios, toda esa terminología se escucha como si me estuviera recitando la letra de una canción de Nigga en su romantic style.

Obvio seguiré haciéndome el tonto para que me siga dando más información sobre los productos que ofrece...

Y pus ya, fin del posto. Más detalles en los próximos episodios.

13 Comments:

  1. Ángela said...
    Me da pena ser la primero pero es aquí donde vengo yo a decir que soy re.guarra para algunas cosas [que obvio me niego a divulgar aquí], aunque he de confesar que los de traje no son mi fuerte, en fin... a que hora dices que pasas por donde?
    :::X@Vy::: said...
    Yo una vez te dije que tus piernas enmalladas eran "casi" tan sexis como las de la princesa gato.

    jijiji bribonzuelo de mi.
    almdata said...
    Bueno, no le digas a nadie; pero en eso de los piropos no soy nada original y sí bastante cursi ¬¬, creo que alguna vez le dije a uno que en verdad quise: \"Aunque no seas perfecto, me encantan tus defectos\", por supuesto ya la había escuchado antes, jeje.
    Soron said...
    ...nunca fui bueno con los piropos, y los que me sé son muy guarros. ;p

    ..por otro lado, ¿que tenían que ver las viejitas indignadas con las muchachas devoradoras de hombres?
    Conejitocisne said...
    Como que a pesar de todo, por más que me esfuerce (con z o con c? chale), la crueldad se apodera de mi y nada que me sale ser piropero.

    Como a lo que más llego es algo asi a: "hoy si te bañaste, no" para decir que se pulieron en su arreglo.

    Y eso que soy extremadamente fijado y pongo atención muchísimo a esos detalles, qué ironía, no?

    Me fijo pero no lo digo.
    Carla said...
    Bendita la tuerca del "rin" de la llanta del camión que trajo el cemento donde estás parado, monumento!
    tazy said...
    simple y llegador: papacitoooo


























    (donde está santa clos?)
    ( I_I ) said...
    Yo no soy de piropos. Soy de erecciones.
    chocolateleteo said...
    Y Dios creó a la mujer y la tarjeta de crédito, y el diablo inventó el sexo y los intereses moratorios.
    ( I_I ) said...
    Chale conmigo.
    Eloisa Guarrola said...
    Huy, yo me sé retehartos! :
    1. Güero, yo te encuero!
    2. En esa riata sí me atoro!
    3. Yo tan mojada y tú con tamaño paraguotas!
    4. Te estudio, o te trabajo?
    5. Como caminan las tortuguitas? Pasito!
    6. A ese ganso sí le torcía el pezcuezo !

    Más, o ya me vi muy maistra di'obras ???
    Pillo said...
    Todo hubiera sido diferente si te imaginabas a la chica barrio como la chica banamettttsss, ahi ta la fregadrea (diria la abuelita del metro) jajajajaja....
    Pillo said...
    El sandia si que es efectivo...jajaja

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum