El nuevo ejercicio de http://www.metatextos.com/ parte del tema El Sentido de la Vida, el Universo y todo lo demás. Está bueno, sólo que mi inspiración debe andar por Filipinas o por el Nevado de Toluca.

Hace un rato traté de escribir una historia con cierto sentido. Pero las cosas no fluyeron, me desesperé y me fui por el absurdo. El resultado lo pueden leer abajito. Tengo hasta el jueves para escribir algo de verdad.

Y para exterminar a las termitas que se están comiendo mi cuarto. Pero esa es otra historia.

JACOBO

El pueblo confiaba en Jacobo. Desde pequeño, incluso antes de nacer, había mostrado dotes de genio.

Cuentan que cuando estaba en la barriga de su madre, algunos familiares le preguntaban cuánto era 6 más 3.

Entonces bastaba con tocar el vientre abultado, para sentir que él respondía dando las pataditas exactas, lo que de inmediato le valió el ser considerado un niño prodigio.

A los 10 años, ya había inventado una máquina que igual servía para resolver raíces cuadradas que para fabricar sostenes o preparar albóndigas.

A los 15, ya había escrito su primer libro, un tratado sobre las ardillas y su valor filosófico en el Renacimiento.

Pero fue a los 20 cuando le anunció a sus conciudadanos que emprendería el proyecto más importante de toda su carrera: descubrir el sentido de la vida, el universo y todo lo demás.

Para lograrlo, se encerró en una biblioteca y pidió que nadie lo molestara, excepto para recibir los implementos necesarios.

Pidió cosas simples: comida, libros, monos de jade, unicornios, unas coreanas siamesas.

Hasta que una tarde, salió de la biblioteca con una barba de dos metros, una cara de haber leído toda la sección amarilla y un grave problema en la próstata.

- Lo tengo – dijo. Lo tengo- repitió.

Habían pasado 60 años.

Para ese entonces, casi todos sus contemporáneos habían muerto (excepto Raúl, el granjero, quien tan sólo había perdido tres cuartas partes del cuerpo en una carrera con zancos).

Así que su historia se convirtió en el chiste del momento. Lo invitaron a hacer televisión, un talk-show. También cine y una telenovela, con María Conchita Alonso.

Aunque, eso sí, su teoría sobre el sentido de la vida, el universo y todo lo demás fue publicada en Los Ángeles. Vendió muchísimo. Lástima que su agente le robó las regalías.

2 Comments:

  1. Chok said...
    eeeejmmm ñem ñem ñem... buenos días?
    EL GANSO said...
    Por eso es un cuento abortado.

    Perdón, paso tanto tiempo en el twitter, que he descuidado mi blog.

    No prometo solucionarlo.

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum