En el futuro, quizá Twitter será recordado como el asesino de los blogs (y también como un gran proveedor de información sobre rosticerías. Pero más por lo primero).

Vamos a ponerlo así. Tuitear es como hacer stand up comedy. Vas, escribes algo gracioso, y de inmediato recibes risas, jitomatazos o el teléfono de la hermana de alguien.

Su efecto es inmediato.

Bloguear es como hacer bolillos (no encontré otra analogía). Te tomas tu tiempo para elaborar cada post. Procuras hacer algo más reflexivo. Y una vez que lo subes, tienes que esperar un tiempo para recibir opiniones (si es que llegas a recibirlas).

Su efecto es más retardado. Aunque también tiene sus ventajas. La más obvia: el espacio. Un blog te permite desarrollar una idea. Cachondearla un rato hasta que pueda dar de sí.

El Twitter es un rapidín. Una embarradita. Y no está mal. También tiene su encanto. Es todo un reto contar una historia, hacer un chiste o incluso una crítica con menos de 140 caracteres.

Lo malo, a mi parecer, viene cuando un medio empieza a excluir a otro. Como bloguero, dejas de subir postos porque prefieres tuitear.

Entonces llega el día en que alguien entra a tu blog y se da cuenta de que hay un texto sobre lo que odias de la Navidad. En pleno agosto. Ah, pero eso sí, en el Twitter ya subiste las fotos de tu prima en bikini, durante tus vacaciones en Huatulco.

Yo entraré a ver esas fotos, pero lamentaré que ya no peles tu blog (luego, volveré a echarle un ojo a las fotos de tu prima, las imprimiré y las pondré en el techo de mi alcoba, y luego…).

Es por ello que desde esta trinchera, niños y niñas, les pido que no abandonen su blogs. Tuiteros famosos, recuerden que el blog fue lo que los hizo ser lo que son ahora (¿ociosos con problemas de obesidad?).

No lo abandonen. De menos pongan fotos de sus primas en él. O suban videos de gatos tocando el piano. Pugnemos porque los blogs no tengan el mismo destino que el Fabuloso Fred. O que los tamagochis.

Ah y, por cierto, mi twitter es @gansotw y el de mi perro @PerroBenji

Jo.

7 Comments:

  1. tazy said...
    deja de decirme gooooooooooooorda... nombre y espérate a ver como me voy a poner ahora!!

    sí, atenderé más mi blog, os lo prometo
    Rackve said...
    MUcha culpa tiene el twitter, pero otros tenemos problemas de concentración, pero yo tambien espero atender el blog.
    Rackve said...
    MUcha culpa tiene el twitter, pero otros tenemos problemas de concentración, pero yo tambien espero atender el blog.
    Sidurti said...
    Este... Ok, ok, sólo esperemos que la inspiración nos viste un día para hacer algo en el blog.
    Y no, no tengo fotos de mis primas en bikini.
    Zyanya said...
    JAJAJA, precisamente en eso estaba pensando hace dos segundos...ejem.

    Yo sí quiero bloguear, pero twitter no me deja. Lo maldigo.
    JIFF said...
    No, la gente que dice que el twitter hace que escriban menos en el blog es la que tenía diarrea de textos, concuerdo con tu descripción de las diferencias, aunque tus ejemplos me perturban.


    Propongo que prediques con el ejemplo y seas tú el primero en poner fotos de la prima
    chilangelina said...
    Confiésome culpable.

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum