Hay días, tardes, noches, en los que siento que no doy más. Que se me caen la cara, y los huesos. Pierdo la fe. Anticipo tragedias. Escucho la taza romperse contra el piso, cuando ni siquiera han servido el café. Me gana el pesimismo. Temo traer el cierre abajo. Poner mal los acentos. Doy por sentado que será un mal día. Que me perderé el reporte del clima de la chica de Milenio. Que nadie leerá mis tweets. Me hago pequeño, ínfimo.

Así, hecho una sombra, salgo a la calle. Voy a trabajar. Discuto con mis padres. Respondo llamadas. "¿Le puedo pasar un boletín"? Sí, le doy el correo. Pero no me importa. Mi entorno deja de ser tangible. Todo se concentra en escapar. En terminar el día. Pero son las 2 de la tarde. Vuelve a sonar el teléfono. La chica de cabello rizado me dice Buenas Tardes. Sonríe. Las palmas de mis manos no dejan de sudar.

Hasta que ocurre algo. Llega un estímulo. Una canción-tweet-video. Un rostro. La silueta de una chica en la Glorieta de Insurgentes. Una idea. La portada de una revista. Algo. Un detalle inspirador. Entonces vuelve el equilibrio. Mi entorno vuelve a ser algo concreto. Escribo un post. Olvido la razón por la que estaba intranquilo. Me lleno de optimismo. Incluso me desbordo.

Sí, me siento Frank Sinatra. Bruce Lee. Sé que puedo hacerlo todo. Colarme en el Metro San Lázaro a las 8 AM. Manejar un fórmula 1. Tocarle el trasero a "esa chica" (como si fuera un enorme pedazo de jamón). Bailar, jugar ajedrez. Todo. Basta con querer hacerlo. Me lleno de soberbia. Al menos por un rato. Hasta que vuelvo a sentir que ya no puedo más, que se me caen la cara, y los huesos.

Soy un yoyo que sube y baja. Hasta que la cuerda termine por ceder.


10 Comments:

  1. VII said...
    Vaya, mientras veia TV y unas cuantas cosas aqui en el internet, me encontre con tu post.

    Algo puro, salido del fondo y con un poco de pesadez de la buena.

    Me gusta la manera en la que redactas.

    Es bueno seguir tu blog y leer lo que te pasa por la cabeza.

    Gracias.
    tazy said...
    maravilloso. me gusta cuando escribes así: sin pretensiones, directo, divertido y aún así interesante. este ganso sí me gusta





    pd te odio por no reportarte conmigo





    BESOS
    Rubo said...
    Yo digo que son las drogas.
    ulysses said...
    eres la mamada ganso, no mas.
    Chilangelina said...
    Me sumo a Tazy.
    Diez veces más este post que las notas informativas que pretenden expropiar La Casa del Ganso.
    ge zeta said...
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
    ge zeta said...
    Yo digo que estás en drogas.

    Bueno no, me pasa mucho eso a mí también.

    También me sumo a Tazy y Chila. Hacía falta esto ya.
    Patitas de Perro said...
    Bien, pues animo!
    Karina said...
    Te invitare a tomar chocolate mas seguido para que escribas asi, je... Ah no era yo la chica de la Glorieta, jajajaja.




    Perdon por no poner acentos, es la pc.
    N. said...
    Me gusta este post. Para mí hay días así, muchos.

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum