Hace tiempo conocí a una linda chica. Estuve a punto de casarme con ella pero en el último momento tuvimos una discusión. Ella era volleybolista. Medía un metro con 95 centimetros, era una cosa increíble. La vi por primera vez en el centro comercial. Yo no alcanzaba mi cereal favorito y ella me ayudó sin siquiera pedírselo. Esa misma tarde estuve presente en uno de sus partidos.

Y Dios… ¡había que verla dando boleadas con esos shorts tan ajustados! No recuerdo si su equipo perdió, lo único que supe en ese momento es que estaba enamorado. Cuando terminó el encuentro la invité al cine. Sólo le pedí un pequeño favor: que se pusiera otra vez el uniforme. Ella me miró con recelo, dudó un poco, pero a fin de cuentas aceptó.

La pobre se pegó en la cabeza cuando entramos a la sala. Era una película muy aburrida, me parece que sobre robots. No pude mantenerme despierto. Soñé que era una peluca de un dentista retirado. Muy vieja y miserable. Desperté asustado, pero pronto recordé que me acompañaba una linda volleybolista. Sentí unas ganas locas de casarme. Se lo dije:

- Martha – así se llamaba-, olvida esos robots y hazme un poco de caso.

- ¿Qué pasa?

- Quiero casarme contigo. Te amo, eres perfecta dando boleadas con esos shortcitos.

- Mmm.

- Dime que sí, anda.

- Espera, algo me dice que… no pretenderás…

- Sí, quiero verte en el altar con ese atuendo tan divino.

- ¿Pero estás loco? No pienso casarme así. ¿Por qué siempre me pasa esto? Decídete, el uniforme o yo.

Por supuesto que la abandoné. Tiempo después un amigo suyo (me parece que jugador de bádminton) me contó que ella se había deprimido bastante por mi decisión y porque su padre se había fracturado el cóccix en un concurso de tap. Incluso optó por practicar un deporte con pantalones y se deshizo para siempre de aquellos shorts. La mala fortuna hizo que un caballo gordo la aplastara en su primera clase de equitación.

4 Comments:

  1. ( I_I ) said...
    Me cae que son puros cuentos.

    Micabeza de sandia y yo nos vamos!
    Chok said...
    Carlos Trejo
    tazy said...
    ella se llamaba martha
    ella se llamaba así!!!
    ella se llamaba martha, se llamaba martha, se llamaba así!!
    El Taquero Narcosatánico said...
    Aunque parezca mentira, Tazy me ganó mi comentario...

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum