Ayer fuimos a ver Transformes a las 12 de la noche. Un cuate a quien llamaremos Ch (no diré que era el Chok para no quemarlo) insistió en que lo acompañáramos porque no quería sentirse sólo en medio de tanto freak que seguro iría al cine con su pijama de robot. Y NO MAMEN: la película fue graciosísima. Hagan de cuenta que era American Pie pero con robots en el reparto.


Vimos muchas incoherencias, clichés y sobre todo trifulcas entre robots que querían apoderarse de un cubo mágico ya que de él dependía el futuro de la tierra y quizá del universo (eso es neta). Lo que no entiendo es de dónde sacaron a un guionista tan brillante. En una de las escenas el protagonista de la historia (que para acabarla de fregar usa una playera de los Strokes) ve la transformación de su auto y le dice a la chava sabrosa a la que se quiere ligar:


- ¡Es un robot!


No me digas wey. Por un momento pensé que era una zarigüeya que se había escapado del zoológico. Idiota.

¿Le checo el aceite joven?

5 Comments:

  1. **Me** said...
    jajajajajajajaja, te pasas!!!


    jajajajajaja
    ( I_I ) said...
    Qué raro: para ser una película de robots, esa chica se ve muuuuuuuuuuuuuy humana.
    tazy said...
    yo creí que todos los chavos de mi generación irían a verla por estar traumados con esa caricatura...
    gabriel said...
    esta mala, guey... y la esperamos como 3 años..
    Zåirå said...
    Deberias de poner una cbox como Tazy...
    Y a mi si me gustan los transformers -baba.
    Saludos =P

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum