Acabo de regresar de Texcoco, donde me reuní con un empresario que es dueño de un portal de noticias en internet y que anda buscando un reportero que cubra la Feria del Caballo.

Nos quedamos de ver en un Vips, para tomar un café y platicar sobre su oferta laboral y mis pretensiones económicas. Pero a la mera hora ya ni hablamos de eso. Empezamos a hablar de política. Y eso nunca lleva a nada bueno.

Entre otras cosas, debatimos temas como la calidad del periodismo mexicano. Según él, Julio Scherer fue casi casi un pendejo que no hizo nada por el país, mientras que Jacobo Zabludovsky fue un buen periodista, casi casi un prócer. Además, Proceso es una revista que es manejada desde la Secretaría de Gobernación, por lo que todos sus artículos son una farsa.

Le di mis ideas al respecto, y él se empezó a irritar. Luego siguió refiriendo cosas como que la FES Aragón es una basura, y que él conocía a Carlos Slim, y que trabajó en el Senado, y que los comunicólogos y los jóvenes somos unos ignorantes, menos los que salen de la Ibero.

Pero el momento en que más se encabronó, y cuando de plano me dijo que no le interesaba contratarme, fue cuando le mencioné que la educación en México nunca iba a mejorar con una líder sindical como Elba Esther Gordillo, que entre otras cosas le regalaba hummers a sus agremiados.

Él me respondió que ese hecho no tenía ninguna trascendencia y que no le saliera con “ocurrencias” de ese tipo, porque así demostraba mi falta de conocimiento sobre la historia de México, mi escasa capacidad de síntesis, mi pendejez, y él no iba a perder el tiempo explicándome cómo funcionan las cosas.

-¿Por qué?, le cuestioné.

- Pues porque gracias a sindicatos como ese, vivimos en paz.

- ¿En paz? Yo no vivo en paz sabiendo que hay tanto desempleo, e inseguridad, y falta de educación de calidad, en gran parte gracias a personajes como Elba Esther.

En ese momento fue cuando se hartó, me pidió disculpas por haberme hecho perder el tiempo y me hizo saber que no le interesaba contar con mis servicios.

Le dije que no había bronca, pero no dejé de insistirle en que el tema de las hummers era una muestra de la corrupción que hay en México, que no era sólo una “ocurrencia” de mi parte, y que de hecho la gente debería de protestar por abusos como ese.

Entonces escupió la frase del día:

- Si no quieres corrupción, vete al limbo. Aquí así son las cosas.

Me levanté, le di las gracias, me dio un abrazo de Judas y todavía me aconsejó:

- No hables así, porque de ese modo nadie te va a contratar.

Ya no le respondí nada. Pero camino a la puerta me fui pensando: ¿Que no hable cómo? Seguro quería que le dijera: “sí, señor, tiene razón, huy sí, claro, Jacobo es la riata en patines, sí, aquí el que no transa no avanza, bien por Elba, ajá, seguro”.

Pero no lo hice. ¿Creen que la regué? Por lo pronto nomás fui hasta Texcoco para hacer corajes. Chale.

11 Comments:

  1. **Me** said...
    ....tssss

    tsssss


    tssss
    tazy said...
    chale, nooooooooo. uno debe exponer claramente su posición y sus ideas y más un reportero!!! yo digo que hiciste bien, la verdad, on ta la tolerancia digo yo!
    Chok said...
    eh... el limbo ya no existe
    Luis Frost said...
    así nunca vas a brillar en sociedad
    Rackve said...
    yo quiero vivir en el limbo, le hubieras preguntado donde era??, que chido que expusiste tus ideas.
    chilangelina said...
    Tú ya sabes lo que te voy a decir.
    Next.
    Janus said...
    Si querías que alguien te hiciera emputar me hubieras hablado, yo lo hubiera hecho sin hacerte viajar tan lejos. Y deja de hablar de esa forma porque no sólo no te van a contratar, vas a amanecer un día entambado o flotando en el río de los remedios.
    Mundo BQ said...
    ¡¡¡¡Qué ira!!!!

    Todo un pedazo de basura el individuo. Gente caquita.

    Esperemos que individuos no surgan en "nuestras generaciones"

    Un saludo ;)
    Taquero Narcosatánico said...
    Entonces vamonos al limbo goooooeeeeeeei!

    (yo conocía un bar que se llamaba "el limbo"... el entrevistador hablaba fresón?)

    Ya pues. No te apures, esas experiencias son las que reafirman las ideas de uno. No tenías nada que hacer trabajando para él, mejor para tí.
    :::X@Vy::: said...
    jajajaja el coment de Luis... jajajajaja...

    Que bueno que no era yo, por que me cae que le soltaba un patin antes de irme.
    Pillo said...
    Chale, que mamada, pensar que si existe esa banda, creeps me out...

Post a Comment



Blogger Templates by Blog Forum